¿Es posible que todos los políticos españoles estén criticando al separatismo por no estar preparado para la independencia? ¿Pueden ser más idiotas?

En esas estamos. Desde PP a Ciudadanos,  pasando por PSOE y Podemos,  ya han encontrado la crítica de fondo, gorda, gorda, gorda,  a la que han liado los renegados separatistas en los últimos meses, por supuesto contra la democracia esencialmente, algo contra la constitución   y nada contra la innombrable,  España, de la que sólo se acuerda su pueblo y ni un partido político.

¿Que les están diciendo a los separatistas después de que estos, ERC, hayan dicho que no estaban preparados para la independencia todavía, aún, de momento, ahora? Pues les han dicho, más o menos, que como se les ocurre declarar la independencia sin estar preparados. Que hagan el favor de, sin van a declarar la independencia en el futuro, por lo menos estén preparados porque, más o menos, montar la de Dios pa na es tontería.

¿Es el crimen del separatismo romper la unidad de una nación de siglos como España? No. El error, es sabido que el separatismo no comete crímenes sino que comete descuidos involuntarios, es que han declarado la independencia sin estar preparados para ella. Si pudiéramos vender al peso la cantidad de político tonto de la que dispone este país, la crisis se terminaba mañana.