El Diario Digital Público sigue con el rollo de la represión franquista

Picture taken in the 1960s of Spanish General Francisco Franco In the lead-up to the forty years since Franco s death historians still working to demolish the myths that the Spanish dictator himself had created by constantly rewriting history to perpetuate his rule 1939-1975

Público nos cuenta el caso de Sestao. Cuenta que los nacionales depuraron el Ayuntamiento,  al liberar Sestao en 1.937,  despidiendo a 100 funcionarios de los que 10 fueron fusilados. No conocemos la historia concreta de lo sucedido en Sestao pero sí conocemos las líneas generales de lo que fue la justa y necesaria actuación del bando nacional al liberar, una tras otra, distintas ciudades españolas. Nadie, en toda la derecha política,  les contestará. Nadie en toda la prensa, con la quizá excepción de Interconomía, responderá.

La dinámica de la Guerra Civil fue simple. Se liberaba una población y los nacionales se encontraban, no con unos cuantos fusilamientos, sino con  verdaderas burradas que los rojos y,  por ejemplo en el caso de Sestao, los separatistas habían cometido. Cuando hablamos de verdaderas burradas hablamos de salvajadas que ya iremos contando en El Muro. Los nacionales detenían a los responsables de esas burradas y los fusilaban previa confirmación de esas burradas y de la participación de los fusilados en las mismas. Si en  Sestao se despidió a 100 funcionarios y se fusiló a 10, los 10 fusilados lo fueron por algo.

En general, de la represión franquista conviene ir adelantando lo que se les avecina a los historiadores progres. Lo anticipa Stanley G. Payne en su último libro “En Defensa de España”. Payne se remite a las investigaciones llevadas a cabo en este momento por Miguel Platón, cuyas conclusiones premilinares son que tras la guerra no hubo ni 400.000, ni 200.000, ni 100.000 ejecutados por el Régimen de Franco. Fueron alrededor de 12.500 los  fusilados de 25.000 penas de muerte que en su mitad fueron conmutadas. Si entre los rojos no hubo, al menos, 12.500 animales que merecían la pena de muerte….