Me quieren meter treinta años.

Catalan President Carles Puigdemont attends a memorial event at the tomb of former president of the Generalitat, the regional government, Lluis Companys in Barcelona, Spain, October 15, 2017. REUTERS/Ivan Alvarado

El Ínclito Puigdemont, que en breve será el prófugo Puigdemont,  ha dejado en su comparecencia en Bruselas, tres ideas bien claras, a saber.  1º.- No va a pedir Asilo.   2º.- No se va a sustraer a la acción de la Justicia; al menos eso dice, pero volver…volver. 3º.- Volver no vuelve, y es que el miedo es libre, y en España hay gente muy violenta.

El traidor que dirigía la Generalidad, que no tuvo ningún reparo, ni misericordia con pedir más de dieciséis años de prisión para un grupo de patriotas que entraron en la Librería Blanquerna, a hacer un acto de protesta, ahora después de haber estado a punto de desatar una guerra civil, habla de que no hay separación de poderes, que no hay garantías, y que hay mucha gente muy violenta en España, y que no piensa volver mientras no haya suficientes garantías, lógicamente desde su punto de vista.  Uno tiene que asumir lo que hace, los de Blanquerna se presentaron voluntariamente a la policía asumiendo lo que habían hecho y se entregaron para que los detuviesen.

Puigdemont, tiene demasiados miedos… pero lo que no tiene son muchos Collons… con la que ha montado.       Anem a posar fi a aquesta comèdia