La Ley de Memoria Histórica: una vergüenza del PP

Cada muy poco tiempo, es un goteo constante, sale a colación la Ley de Memoria Histórica al hablar de alguna noticia sobre la retirada de monumentos o cambios de nombres de  calles. Para eso y no para buscar fosas y enterrar republicanos es la LMH. Para eso y para satanizar al bando nacional que, gracias a Dios, fue el que ganó la guerra.

Es vergonzoso que el PP no haya derogado esa Ley. Cada militante, cada cargo del PP,  trasladado a 1.936,  habría sufrido el destino de Calvo Sotelo de no ser por el Alzamiento y la Victoria Nacional. Quienes entonces pensaban como  hoy lo hace el PP, todos, le deben la vida y la libertad a Franco. Por eso es vergonzoso el silencio cómplice y hasta la suma a la pose antifranquista del PP.

Pero el problema no es solo ese. El problema es el futuro. La información que se transmite, la historia que se cuenta construye la sociedad del futuro.  Si el PP piensa dejar que el bueno de la película sea el Frente Popular apañados vamos. Como en Cataluña ha sucedido con los independentistas, ¿criaremos un monstruo parecido    para España a base de alimentar la bondad de la extrema izquierda?