Florentino Pérez, Puigdemont y España. La bandera a la camiseta

Se dice, se comenta, se rumorea que preguntado Florentino Pérez sobre si le suponía algún problema la presencia de Puigdemont en el palco del Gerona, respondió que no lo había. Y parece ser que Puigdemont no estuvo en ese palco porque fue el sustituto de Trapero, como mando de los mozos y mozas, el que dijo que no pensaba saludar a Puigdemont como Presidente de la Generalidad pues ya estaba cesado. La ausencia de Puigdemont no fue  por la oposición del Madrid a sentarse con el presunto delincuente y separatista confeso de Puigdemont.

Florentino Pérez es un especialista en ponerse de perfil en todo asunto conflictivo con la intención de quedar bien con todo  el mundo. Eso está más o menos bien hasta el momento en que se presentan asuntos serios en los que no mojarse es ponerse de parte del malo. Florentino es el Presidente del Madrid, un equipo que ha sido abanderado de España y que es grande gracias a España como Florentino ha hecho su fortunón en España. Que los aficionados y socios del Madrid son felices con el hecho de que el Madrid sea abanderado de España en el mundo no nos ofrece duda. Así que la única razón por la que el Madrid no se moja en defensa de España es Florentino Pérez. Ahora España necesita al Madrid. Necesita que el Madrid se moje por España.  Toma nota, Florentino,  si no quieres pasar a ser Floro. Y, por cierto, al menos en Europa, la bandera de España a la camiseta y que  no nos cuenten la milonga de que el Madrid es universal.