Puigdemont baila con cualquiera que le haga un poquito de caso.

Ballada de sardanes

Carlos Puigdemont, tiene extraños compañeros de cama, o de baile, y es que a pesar de pertenecer a un partido de derechas, lo mismo pacta con Anarquistas y Extrema Izquierda para llegar al poder, que ahora cuando ve las orejas al lobo, coquetea con quien es abogado de ETA desde hace treinta años, especializado en evitar Extradiciones, o con el Secretario de Estado Belga Francken, simpatizante de la Extrema Derecha.

El antiguo President, esta valorando pedir asilo en Bélgica, allí se encuentra rodeado de cinco de sus consejeros, valorando si le merece la pena enfrentarse a un procedimiento judicial en el que se le va a juzgar por rebelión, sedición, malversación y otros delitos. Paul Beckaert, es el impresentable que ha manifestado ser su abogado, este letrado se ha caracterizado por defender etarras desde hace treinta años. Cuando uno elige tan distinguida clientela, es de suponer que  los conoció a todos en algún lupanar en el que celebraban alguna fiesta familiar.

Puchi, ¿tú también?, desde luego has demostrado que lo mismo haces a pelo que a pluma, con tal de salvar tu trasero.  ¿ A quién tendrá más miedo, a la Justicia Española, o a los catalanoabertzales de la CUP?