El odio es su Patria

Pablo Iglesias sólo tiene algo más largo y más tupido que la coleta que le arquea el lomo y le carga los hombros: la soberbia. Toda soberbia es irritante, excepto la que nace del valor y de la altura intelectual y, aún así, ésta se hace difícil de soportar si de arrebato muda en hábito.Pablo Iglesias no tiene nada sobre lo que sustentar la soberbia que evidencia cuando desprecia al Rey y a los políticos españoles en tercera persona, como si él no perteneciese a ese gremio del que abomina “por no estar a la altura de nuestra Patria”. Y ahí es donde el alfeñique bolchevique alcanza el esplendor de la cursilería en la que reboza su congénita pedantería.

La palabra Patria en la boca de Pablito Iglesias suena tan sucia y tan falsa como un beso de Judas. Él mismo reconoció, creyendo que todos los españoles odiaban a España tanto como él, que le daba asco pronunciar la palabra que bautiza a la patria que tanto invoca ahora, y que para evitar el nombre de España tenía que hacer contorsionismo verbal.

Evidentemente los españoles no nos merecemos la caterva política que padecemos: corrupta y rapaz, inculta y trapacera. Pero de todos ellos, el peor, sin duda, es Pablo Iglesias. Los demás se conforman con robar y mentir. Él, además, quiere destruir y disolver en la historia del futuro la nación cuyo nombre tanto asco le da pronunciar: España. La única Patria de Pablo Iglesias es el odio, y los únicos políticos que para él están a la altura son los comunistas que convirtieron a sus patrias en inmensos campos de concentración desde Moscú a la Puerta de Brandemburgo.

Eduardo García Serrano

3 Comments on "El odio es su Patria"

  1. Como siempre, breve y certero Rafael García Serrano. Una grata sorpresa el encontrarlo de columnista en esta web.

  2. No hay más secreto que el Marxismo Cultural que hemos vivido mi generación en la educación, en el pensamiento, en el desarrollo personal, etc… y lo que nos espera.

  3. Certero como siempre García Serrano

Comments are closed.