El CNI Catalán: toda una trama de espionaje volcada para boicotear a las Fuerzas de Seguridad del Estado

Según documentos de la Fiscalía, el CESICAT, es un organismo puesto en marcha por la Generalidad, para apoyar el proceso de independencia en contra de los preceptos del Tribunal Constitucional,  dependiendo directamente del Departamento de Presidencia del Gobierno Catalán, la Agencia catalana de Información, similar a la T.I.A. de Mortadelo y Filemón pretendía emular al Mossad Israelí.

Se encargaba de realizar informes “sobre empresarios y altos cargos de la Generalitat e incluso a la creación de bases de datos de ciudadanos para diversos fines”, según la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que informó que sus actividades llegaban “a la ejecución de actividades de censura (mediante la eliminación de páginas web), al control de las comunicaciones (mediante la interceptación de correos electrónicos y aplicaciones de control en teléfonos móviles utilizando el programa Cerberus)” y al acceso a bases de datos ajenas.Esa es la causa por la que el Gobierno nacional debe controlar al Cesicat, que ya fue intervenido por la UCO de la Guardia Civil, cuando inhabilitó el sistema informático preparado para el referéndum del 1 de octubre.

“Todos los datos objetivos mencionados, dice la fiscalía, conforman una base indiciaria suficiente para sostener con carácter presuntivo que el Cesicat desarrolla funciones que claramente exceden de su marco legal regulador y que en la práctica está ejecutando actividades más propias de un servicio de inteligencia que son competencia exclusiva del Estado”, destinando para tales fines recursos económicos públicos, lo que puede conducir a una aplicación indebida de fondos y caudales públicos”,

El destituido Pere Soler,  reconoció  que las “contravigilancias” habían aumentado en relación a los que habían estado “más expuestos” a las investigaciones judiciales.