Las asquerosas razones económicas de los separatistas catalanes y vascos

Escuchar las explicaciones económicas de los separatistas  para explicar las bondades de la independencia es, simplemente, asqueroso. Es tan asqueroso que hasta a mentes muy limitaditas como las de Elisa Beni o Javier Aroca o Ignacio Escolar, todos izquierdosos  y amigos de todo separata vivo en tierra española, se les caen los palos del sombrajo. A ver si se enteran de una vez de que es  lo que apoyan cuando bailan el agua a los separatistas.

¿Cuáles son, en resumen, las razones económicas de los independentistas catalanes? La primera es que pensaron  que apretando a España, al final,  pactaría. La segunda que,   con ese pacto y como ellos funcionan mejor que el resto de España, porque ellos son más listos que el resto de España y más honrados que el resto de los  españoles (es para mear y no echar gota),  los sueldos, las pensiones, los subsidios, los beneficios sociales de los nuevos catalufanes mejorarían. Con respecto a lo que pasara con el resto de los españoles se encogen de hombros aunque con algo de verborrea seguro que son capaces de defender que también nos iría mejor con una Cataluña independiente. Hasta una periodista de El Plural les ha recordado a los separatas catalanes los regalos de Franco a Cataluña, por ejemplo la SEAT,   gracias a los que Cataluña es hoy una de las regiones más ricas de España.

Y ahí están los vascos del PNV, prácticamente callados como putas. Lo del cupo vasco y navarro es de juzgado de guardia. Si lo que está pasando, lo del art. 155,  fuera en serio el cupo vasco duraba dos días.