Puigdemont, Junqueras, Forcadell y compañía son unos hijos separatistas de Cataluña

Si por  hijos separatistas de Cataluña  se entiende la peor descripción moral que de un ser humano puede hacerse,  quienes están encabezando el proyecto independentista en Cataluña son unos hijos separatistas de Cataluña.  Sin paliativos. A buen entendedor estas palabras seguro que se entienden.

El problema ya no está en que se salten la ley. Grave. En que pretendan destruir la unidad de  España. Muy grave. El problema está en que están llevando a muchos hombres y mujeres, sea cual sea su posicionamiento político, a una situación en la que empieza a ser muy sencilla la aparición de la violencia. Y cuando ésta se produzca ya veremos cual es su intensidad y hasta donde llega.  Si Puigdemont se merece ya una larga temporada en el talego, si a causa de este proceso revolucionario separatista,   absolutamente injustificable  se mire por donde se mire, hay algún muerto,  Puigdemont y compañía  se merecerían  el mismo premio que con sus actos habrían provocado.