Soporífera victoria del Madrid

De verdadero coñazo puede calificarse el partido del Madrid con el Eibar. Una jugada como es debido en todo el partido con Benzemá y Marcelo como protagonistas, el tercer gol, es lo único que se salva de un petardo interminable de 90 minutos. ¿Benzemá más  revulsivo que titular  es una opción sopesable? Ahí lo dejo.

Es difícil decir si el Madrid está bien o mal después del partido de hoy. Desde luego puede afirmarse que el equipo madridista hoy se ha dosificado y ha jugado andando. Sólo se les puede perdonar porque con ello han ido sobrados. Los próximos partidos, Fuenlabrada y Gerona, prometen más de lo mismo aunque yo pediría al Madrid que al Gerona lo inflara.