Rufián, el Chiquito del Congreso, ha vuelto a amenazar: “Lo que el Gobierno va a encontrar es a un pueblo tozudamente alzado”.   

A los “pocos catalanes” que aún no están convencidos de las bondades de la independencia, cada declaración de Rufián les da un pequeño respiro, un soplo de esperanza, un aliento para unirse a este movimiento transversal, democrático, maravilloso, que va a revolucionar el mundo y a implantar el amor fraterno. Será un alzamiento contra el Art. 155 a base de crestas y tractores. Será bonito.

El Chiquito del Congreso, ha participado hoy en las Mañanas de Cuatro y con su tono de súper villano ha amenazado con que “Lo que el Gobierno va a encontrar es a un pueblo tozudamente alzado”.

Por su parte, el actor Toni Albà, colaborabor habitual de TV-3, ha propuesto en Twitter detener a los miembros de la Fiscalía de Barcelona una vez Cataluña haya declarado la independencia. “Llamadme ‘spoileador’ [sic] pero estos son a los primeros que deberíamos detener cuando proclamemos la República. Servirán para intercambio de prisioneros”, escribió el jueves en la red.

En serio, es impresionante que personajes de este tipo no se encuentren ya acompañando a Los Jorges en prisión.