Codorniú se va a La Rioja

Entre las empresas que huyen de la Nueva Catalufa, antes Cataluña, Codorniú se va a La Rioja. En lo que a nosotros respecta como si se van a  Ceuta y se meten legionarios. Codorniú,  y todo su entorno empresarial,  ha coqueteado siempre con el separatismo así que,   estas navidades, que sus botellas se las beban en familia, en La Rioja o donde quieran, pero en familia. Ni un Codorniú en la casa de un español.

Nos da la impresión de que mucha de la oligarquía empresarial catalana, históricamente repugnante y por definición llorona, ha jugado a alimentar el monstruo para ver lo que sacaban de la movida. Ahora que el monstruo se les ha escapado de las manos salen corriendo. Boicot a las empresas catalanas no pero a las empresas separatistas, sin duda.