La respuesta de Puigdemont y luego la respuesta de Rajoy

GRA100. BARCELONA,14/06/2016.- El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont durante la reunión semanal del Govern. EFE/Alejandro Garc

Ya llega el plazo para que Puigdemont responda. Llama la atención que espere hasta el último momento para hacerlo. Seguramente haya habido negociaciones por debajo y eso lo explique. O eso o la Nueva Catalufa, ya no es Cataluña, nace con cierto canguelo y bastante indignidad.No podemos adivinar por donde va a salir Puigdemont pero si podemos intuir por donde va a salir Rajoy. Seguirá poniéndose amarillo hasta el amarillo final. Lo de más vale una vez colorado que ciento amarillo a Rajoy no le vale.

Es posible que llegue a aplicarse el art. 155  pero su aplicación puede ser o un puñetazo encima de la mesa y un hasta aquí hemos llegado o una suave voz un pelín más alta que las demás que, en el fondo, no valdrá para nada salvo para dilatar el problema. Por aquí es por donde irá Rajoy. Hace tanto tiempo que debió darse un puñetazo encima de la mesa.