Si Puigdemont dice que no… ¿ya está?

Rajoy, ocupante ilegítimo del espacio político de  la derecha en España, ha dicho que basta que Puigdemont diga que no declaró la independencia en el numerito que montaron en el Parlamento catalán para que el Gobierno pare en seco.

Es surrealista que se pregunte a un delincuente si ha cometido el hecho en que consiste el delito. Pero más increíble es que baste con que el delincuente diga que no lo ha hecho para que no haya delito. Bueno, pues eso es lo que ha planteado Rajoy con el apoyo de Pedro Sánchez en este ¿Estado de Derecho?

Puigdemont, en compañía de otros, ha cometido delitos penados  con decenas de años de prisión.  Si de esta Puigdemont y su panda salen limpios que pongan en libertad inmediata a  todos los presos con penas inferiores a las  que corresponderían a los delitos que, se conteste como se conteste al requerimiento de Rajoy,  ya han cometido.

Por cierto, ¿van a entrar en prisión los españoles condenados con penas de 4 años de cárcel por un escrache en la librería Blanquerna contra un acto separatista de la Generalidad de Cataluña?