10 metros cuadrados, tres libros en inglés y comida típica alemana para Puigdemont

Terminará haciéndose alemán; desde el martes, Puigdemönien, disfruta de la hospitalidad germánica, en la prisión de Neumünster (una localidad de 70.000 habitantes), lo hace en la sección de presos preventivos. Tiene una camita individual en una celda de unos 10 metros, y un pupitre donde hacer los deberes, y escribir sus soflamas. Está sólo en la celda, y disfruta también de una selecta compañía, entre pederastas y asesinos.

Sus colaboradores, abandonaron la localidad en el mismo coche en el que fue interceptado Puigdemont, camino de Waterloo, que no es cuestión de dejar la casa tanto tiempo sola… no vayan a meterse okupas.

El ex presidente ha matado el tiempo escribiendo y leyendo un libro en inglés del catálogo del centro penitenciario, según el testimonio de una de las personas que están al cuidado de Puigdemont.

Puigdemont ha hablado con otros presos de su mismo módulo a quienes les va llorando mientras les cuenta por qué le han encerrado. Con una disciplina muy alemana, se levantan a las seis y media de la mañana, y tiene acceso a zonas comunes donde puede pasear junto con algún asesino y algún pederasta, gente que seguramente irán a pedir autógrafos a su compañero, que ya parece una estrella mediática
Un funcionario de la prisión asegura que “hemos recibido muchos correos electrónicos procedentes del territorio del preso pidiéndonos que le dejemos en libertad, como si eso dependiera de nosotros”.

Al redactor de esta noticia no le da ninguna pena la estancia en prisión de este delincuente de la Generalidad, del mismo modo que tampoco a la Generalidad le dio ninguna pena, ejerciendo como acusación particular, para solicitar 17 años de prisión para los detenidos por el caso “Blanquerna”, por el único delito de dar vivas a España sin ejercer violencia alguna en la “embajada catalana” que habían montado en Madrid. Ahí todos estos independentistas, olvidaban el concepto “presos políticos” o represión ideológica. Ahora que han cambiado las tornas, y a los que junzgan es a ellos, parece que el juego les gusta menos.

1 Comentario

Comentarios cerrados.